miércoles, 12 de enero de 2011

EL AUTOBÚS ...

No sé en otras ciudades , pero en Madrid, la cosa está que arde. Te montas en el autobús y te encuentras con unos caretos que no veas ... el que mira al suelo; el que mira el infinito, a través de la ventana con el sello "salida de emergencia", como buscando una solución de "emergencia" a su vida o sus problemas; los dos coleguitas; el matrimonio de mediana edad mirando al frente mientras mantienen una conversación; la que le dice una dirección a dos nuevas en la ciudad; el que tiene prisa; la que se para a tu lado y te mira con cara desafiante para que la dejes pasar, todo esto sin hablar (viva el lenguaje no verbal) ... como diciendo ... tú ya me entiendes, apártate; también está el/la que tiene un día de perros y solo quiere montar un pollo y descargar ... y muchos más que todos nos habremos encontrado alguna vez. Pero vamos ... de los que sonríen ... pocos.

Autobús de la Línea 27 vaciándose

Hoy he sido el que iba trasteando el móvil evitando ver aquellas caras de pánico e incertidumbre, y enseñar la mía que también era un cuadro. He tenido otros días donde me ha tocado alguno de los roles que enumero más arriba, pero hoy ... hoy he sido el que ha bajado del autobús hablando por el móvil ... pero ... eso es otra historia
Vaya depresión! ... Vaya cara llevamos la gente en el transporte público. Todo el mundo pensando en sus preocupaciones ... en sus ocupaciones. No es por desanimar a nadie, pero las caras de infelicidad y las miradas perdidas en el autobús no son muy esperanzadoras y hablan por si solas. Sí ... si el país va como nuestras caras reflejan ... este país va como el culo.

Que pase algo ya que nos haga reaccionar a todos de este letargo!
Que pase algo!!
Qué!!!


... algo bueno, claro, algo bueno ... ¡DIENTES, DIENTES !

2 comentarios:

cristina dijo...

Ja ja ja. muy bueno cucurucho... Y muy verdad ;)

Anónimo dijo...

jajajajaja chapó!!
Elisa